Puerta de la Lealtad, Zamora

PORTILLO DE LA LEALTAD

                                       

          Puerta de arco de medio punto del S.XI perteneciente al primer recinto amurallado.

          La pequeña puerta o postigo de la Traición fue testigo de la entrada del regicida Bellido Dolfos en la ciudad, perseguido por el Cid Campeador. Bellido Dolfos, había asesinado al rey Don Sancho que por ambición asediaba la ciudad en la que reinaba su hermana Doña Urraca.

          Tras este hecho, tildados los zamoranos de traidores por Diego Ordóñez, fueron tres los caballeros, todos hijos del venerable Arias Gonzalo, los que defendieron el honor de Zamora. Salieron hacia el campo, llamado de la Verdad, por la puerta del Mercadillo. Con su muerte, a manos de caballeros castellanos, se lavó el honor de Zamora.

          Tras casi diez siglos de historia, originalmente, el “Portillo de la Lealtad” se denominaba “Puerta de la Traición”. No fue hasta el 22 de Diciembre del 2010, cuando, con el respaldo de toda la Corporación Local, se destierra la figura de Vellido Dolfos como traidor para convertirlo en héroe.

         Una placa conmemorativa, creada por el artista zamorano Ricardo Flecha, deja constancia del cambio. “Por este pórtico, según la tradición, entró Bellido Dolfos después de dar muerte al Rey Sancho y liberar del cerco a la ciudad de Zamora. Con el agradecimiento de todos los zamoranos. Diciembre de 2010”.