Catedral, Zamora

CATEDRAL DE LA TRANSFIGURACIÓN

                                       

          Cimbrorrio Catedral, ZamoraEstá asentada sobre el solar que ocupaba el templo visigodo del Salvador. Todo indica que 1151 es la fecha del inicio de la edificación. Construida en un tiempo record de tan solo 23 años se manifiesta en lo severo y liso del edificio, muy cercano a los monasterios cistercienses. Perteneciente al llamado Románico del Duero, su planta es de cruz latina con crucero poco marcado en el que se alza un bello cimborrio de influencia bizantina decorado con una cúpula adornada con escamas de piedra.

          Puerta del Obispo, Catedral de ZamoraLa Catedral conserva una de las tres puertas románicas originarias, la del Obispo, en la fachada sur, caracterizada por una gran austeridad decorativa donde los elementos arquitectónicos juegan un gran papel.

          Ya en el siglo XIII comenzó a sufrir ampliaciones que modificaron su aspecto original, como la gran torre de San Salvador de cinco cuerpos, de planta cuadrada que se levantó en el ángulo noroccidental que aún conserva alguna grieta por causa del terremoto de Lisboa de 1755, fecha hasta la cual había sido usada como cárcel.

          En cuanto al claustro, se reconstruyó en el siglo XVII por causa de un incendio, instalándose veinte arcos que descansan en gruesos pilares cubiertos con bóveda de lunetos, bien parecido a las arcadas de la Plaza Mayor de Madrid.

          Interior Catedral, ZamoraEn el interior destacamos el retablo principal de la Capilla mayor, obra neoclásica del siglo XVIII de Ventura Rodríguez. En dicha capilla se encuentra la imagen gótica de la Virgen de la Calva, conocida así por su ancha frente. Notables son también las rejerías del siglo XV, que encierra la capilla, el coro de estilo gótico tardío y la capilla de San Bernardo donde se custodia una hermosa talla del Cristo de las Injurias, uno de los mejores del Renacimiento Español y al que los zamoranos profesan una profunda devoción como así se manifiesta en la procesión del Silencio del Miércoles Santo.

          En el piso alto del ala meridional del claustro, se halla instalado el meritorio Museo Catedralicio en la que destaca la valiosa colección de tapices flamencos del siglo XV, así como una amplia muestra de orfebrería y esculturas.

 

          Más información en la Sección - Museos: Catedralicio -